miércoles, 16 de julio de 2008

En la que se explica lo que piensa el artista antes del desayuno.

A nadie se le escapa que la expresión todo es relativo es bastante absoluta. Quizás pueda mejorarse diciendo que todo es relativo menos este pequeño axioma absolutista pero sería hacer la misma trampa que Descartes. Le he estado dando algunas vueltas a esto y me he divertido imaginando monólogos rollo club de la comedia: "viene el tal Einstein y dice: ey te sabes el chiste aquel de la relatividad, etc etc", humor fácil.
No es que me haya levantado físico ni filosófico, sólo pensaba en el arte y en lo que es bueno o malo, genial o prescindible, valido o tramposo, demagogo o legible. Ya sabes las reflexiones normales que todos hacemos cada mañana.
El equivalente al todo es relativo en la literatura aparece en el ensayo de Borges sobre los clásicos. Jorgito viene a decir que un libro, para que sea clásico, no debe tener ninguna cualidad determinada sino que sea leído y repetido con devoción por el género humano a través de los siglos. Es decir, puedes fabricarte un best seller y tener la suerte de venderlo bien, puedes hacerte escritor millonario y salir en las revistas al lado de políticos y play boys, pero sólo podrás escribir un clásico de chiripa.
Quizás dentro de 500 años se acuerden de Reverte y olviden a Borges. Esto, lejos de ser un triunfo para el señor Arturo, también será relativo. 500 años después quizás se redescubra a Borges y se olvide a Reverte. Recuerda que Bach estuvo casi 100 años sin tocarse y de no ser por el Mendelssohn de la marcha nupcial nos faltaría el que ahora se considera el más importante de los músicos barrocos. También influye la política, claro. Pregunten si no a los hermanos Machado cómo te eleva o te hunde el vaivén de la historia.
Hace poco leí una entrevista a Vargas Llosa en la que decía que antes se escribía para ser inmortal, que la ambición de los escritores era alcanzar la eternidad a través de la obra de arte perfecta y que hora sólo se escribe para gustar.
¿Tú estas con Don Mario o con los otros?
Prefieres forrarte ¿verdad?
Yo también.
¿Y don Mario? ¿Ha conseguido las dos cosas? ¿Será inmortal?
No sé, no sé.

4 comentarios:

Tarántula dijo...

Excelente artículo.

MMateo dijo...

Gracias Tarántula. Un beso.

náufrago digital dijo...

No creo que don Mario sea un "best-seller" de la Historia, como lo es el Quijote. Ha conseguido ser un clásico de su tiempo, pero no sé si perdurará a través de los siglos. Es una mezcla entre Cervantes y Pérez Reverte, por así decir.

mmateo dijo...

Hombre, náufrago. Esas cosas (lo de perdurar) nunca se saben.
Su amado quijote, en sus tiempos era leído como bazofia que entretenía a la plebe, creo que ni el señor don miguel estaba contento con aquello y mire usté.