martes, 18 de noviembre de 2008

Otra historia absurda

Un tipo regresa a casa tarde en la noche.
Viene de trabajar (escoge tú mismo la profesión: camarero, recepcionista de hotel, vigilante, no importa)
El tipo se encuentra a una chica llorando tirada en el suelo, recostada a la pared de una iglesia (puede ser incluso de la Iglesia de la Mercè)
Le pregunta qué pasa.
La chica es extranjera, está borracha, se ha perdido.
El tipo se desvía de su ruta y acompaña a la chica a su hotel.
Regresa a su casa.
Lo asaltan y lo matan.

¿Es una historia con moraleja? ¿Dado dos hechos consecutivos debemos pensar que uno es causa de otro? ¿Debemos pensar que el autor quería decir que no vale la pena ser bueno? ¿Quizás el autor sólo quería dar a entender que la vida es absurda, hablar del azar?

9 comentarios:

La china fuera de la CAJA dijo...

Viéndolo desde el lado positivo, si ese lado es posible, el tipo hizo una buena acción, que le hizo feliz a él y ella, antes de morir... por otro lado la vida es una putada injustificada, eso ya lo sabemos ;)

mmateo dijo...

nos veremos chinita, nos veremos
un beso

Anónimo dijo...

Parece cruz de navajas, ¿no? Pero sin cuernos.

Nací un 29 de febrero. dijo...

joé, sí que parece
ja!!
lugares comunes por todos los sitios comunes

Anónimo dijo...

No quiso decir nada. Se le ocurrió por inercia.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Family Guy

Anónimo dijo...

Buen trabajo, artículo muy bueno mate Iphone Iphone Gratis Gratis 5

Anónimo dijo...

Hello. And Bye.