miércoles, 10 de diciembre de 2008

Ficciones

I
Cuando alguien (en general un periodista) utiliza la manida frase «la realidad supera a la ficción» se refiere -supongo- a que en la "vida real" muchas veces ocurren cosas que superan los límites de lo normal (entendiendo por normal lo que sucede habitualmente).
II
Cualquiera, incluso sin usar demasiado la imaginación, puede pensar ficciones imposibles de superar por la realidad:
Un pez que adquiere inteligencia, construye con algas una nave espacial para irse a vivir a Júpiter y desde ahí controla por telepatía la historia humana.
III
El punto dos no tiene como objetivo anular el punto uno.
IV
Si un autor decide escribir una ficción con cierto nivel de realismo debe ceñirse más a lo probable que a lo posible.
V
Cada año aparecen noticias "increíbles" por ejemplo gente que cae de un quinto o décimo piso sin lesionarse.
VI
Si escribes una historia en la que tu personaje cae de un quinto o décimo piso sin lesionarse la gente pensará que tu relato pertenece al género fantástico y esperará que en cualquier momento digas que lo ha picado una mosca radioactiva y ha adquirido poderes.
VII
Un mafioso decide matar a dos personas.
Se le ocurre que una misión tan complicada no debe realizarla un profesional, elige a un fabricante de marcos para cuadros que padece una enfermedad mortal y nunca en su vida ha usado un arma.
El primer asesinato no tiene ninguna dificultad (el objetivo ni siquiera llevaba escolta, es decir no era necesario haber contratado a ningún enfermo suicida)
Lo mejor es que el segundo encargo, es tan difícil que en realidad lo ejecuta el hombre que sirvió de intermediario para que el mafioso contratara al enfermo (incluso el enfermo no hace nada, por lo que no tenía sentido contratarlo).
¿Te parece suficientemente absurdo?
VI
Conclusión: El guión de El amigo americano de Win Wenders sigue sin convencerme.

4 comentarios:

Mariela Coral Remolina dijo...

Win de ganar Wenders? Ja buen test

mimisma dijo...

sigues siendo tan original como siempre, cuidate mucho flaco

besotes lenita

Anónimo dijo...

Ripley's Game; ahí surge una, digamos, justificación, giro perverso, -como gustes- en la que encontrarás satisfacción. La de Wenders no la he visto, pero ésta te conformará, ya verás. Liliana Cavani, directora; con John Malcovich. La saga de Ripley es de la escritora Patricia Highsmith; aún no me acerco, pero con tanta casualidad (hace poco pensaba en ella, después de ver la versión de Cavani), viene a ser el momento.

Nací un 29 de febrero. dijo...

gracias Mariela, besos

Lenitísima, ya sabes lo de tu amigo, es fácil trascender con fama de...
un tuerto entre ciegos, ja!
besotes
me alegra reencontrarte
a ver si un día te paso un correo
manda fotos plís

anónimo, por qué no pones un nombre cualquiera? al menos para identificarte, creo que has comentado un par de veces, te expresas de forma peculiar, en fin..., gracias, me encanta Malcovich, a ver si bajo la peli
un abrazo